Skip to main content

Debes tener en cuenta el estilo del cuadro pero también su color dominante. Para obras contemporáneas coloridas, es mejor tener un marco neutral. Piense en contornos de madera negra u oscura. Si la pintura da un lugar privilegiado a los tonos claros, prefiera un marco blanco o de madera clara.

En el caso de pinturas o retratos antiguos, conserve la autenticidad de la obra envejeciendo marcos antiguos de anticuarios. Esto permite una buena visualización. Además, es importante enmarcar correctamente las pinturas sobre papel así como los dibujos para que no se deterioren con el tiempo.

Por último, señalar que a diferencia del cuadro pequeño, el lienzo grande sobre bastidor (óleo o acrílico) no requiere marco. Ella es en gran parte autosuficiente.

Consejo : si ya no le gusta su marco o si siente que ha elegido el modelo equivocado, simplemente modifíquelo pintando las molduras.

Optar por la ubicación adecuada, lo básico para resaltar un pequeño cuadro

los la elección de la ubicación es de suma importancia para resaltar una tabla. Si ha puesto su mirada en una pintura pequeña, prefiera una sección de pared ubicada entre una ventana y una puerta. El cuadro pequeño también se puede colocar encima de un mueble principal como el sofá, una cómoda o la cama. En cualquier caso, no elija un lugar donde la obra sea poco admirada.

Por el contrario, un gran lienzo encuentra su lugar más en medio de una gran pared. En todo caso, asegúrese de que el centro de la pintura esté a la altura de los ojos. Cuando miramos una obra levantando o bajando la mirada, la perspectiva se distorsiona. Piénsalo cuando cuelgues tu cuadro en la pared.

Consejo : cualquiera que sea su tamaño, una pintura generalmente provoca una emoción en quien la mira. Puede despertar la curiosidad, divertir, calmar… Para romper con la monotonía de tu habitación y darle ritmo a la decoración, plantéate cambiar la disposición de tu pequeño cuadro periódicamente. Esto hace posible cambiar la decoración sin hacer reemplazos.

Pintar la pared de colores para realzar la obra

Si decides colgar tu pequeño cuadro en una pared de colores, tu pintura ganará en profundidad e intensidad. Para que la representación sea estética y visualmente coherente, juegue con los recordatorios de color entre su trabajo y el fondo de la pared.

Un consejo : prefiere tonos claros como el azul cielo, el rosa empolvado o el verde agua para que el cuadro destaque. No debe «ahogarse» en medio de una pintura oscura. En cualquier caso, mantén un fondo liso. ¡No olvides que la estrella debe seguir siendo tu pintura!

Una buena exposición de su pequeño cuadro gracias a la iluminación.

nada como un iluminación adecuada para resaltar una pequeña pintura. Una buena exposición a la luz puede añadir una nota de profundidad a una obra.

Le recomendamos que coloque una fuente de luz debajo de su lienzo o en el suelo para crear un efecto dramático. Y para que el sujeto se destaque de la pintura, considere focos direccionales sobre el sujeto. Preste atención al reflejo de la luz en el barniz del lienzo o en el vidrio si se coloca debajo del vidrio.

Consejo : Nunca exponga una pintura o un dibujo sobre papel directamente a la luz natural. Esto tiende a desvanecer los colores con el tiempo.

Puesta en escena de un pequeño lienzo, el truco decorativo

Crear una escenografía de tus pequeños cuadros es un idea decorativa particularmente ingeniosa. De hecho, la puesta en escena de sus lienzos puede atraer la atención de sus visitantes. Por ejemplo, colocar un cuadro frente a la entrada crea un fuerte impacto visual. Para realzar tus pequeños cuadros, también puedes jugar con el efecto de acumulación. Esta tendencia permite la creación de una composición real. La mesa se convierte entonces en parte de un conjunto.

Varias opciones están disponibles para usted. Entre ellos, coloque los lienzos uno al lado del otro si tienen similitudes: entonces hablamos de un hilo rojo. El otro truco es jugar con el efecto asimétrico de las pinturas. Cuélgalos en la pared en formatos alternos (cuadrado, redondo, rectangular, etc.). También puedes colgar los cuadros online para crear una composición sobria y contemporánea. Este diseño es ideal para estructurar su decoración y agrandar visualmente espacios reducidos como los pasillos.

Finalmente, considere crear grupos de pinturas por tema (tema, color, material, etc.) para establecer la unidad. Aquí hay algunas ideas de agrupación:

  • Temas: paisajes, retratos, recuerdos familiares, animales…
  • Colores: marcos, sujetos… en armonía con el color de la estancia.
  • Materiales: óleo, acrílico, acuarela…

La limpieza y el mantenimiento de su cuadro es importante

Incluso si su pequeña pintura ocupa un lugar de elección en su hogar, no se resaltará si se está desmoronando bajo el polvo. Limpie y mantenga sus tableros regularmente resulta ser esencial. Además de realzar tus obras, esto permite conservarlas durante mucho más tiempo.

Limpie suavemente el vidrio de la pizarra con un paño suave. No use detergente ni agua o puede dañar el dibujo y los aceites sin enmarcar. Para sublimar la montura, nada como una brocha suave o una brocha de afeitar sin usar. Pase el accesorio suavemente sobre las molduras para eliminar el polvo. Si la pintura no está vidriada, no pase el tejón por el lienzo.